CAMBIOS EN EL CUERPO DESPUÉS DE LA MUERTE.

Cando la función vital del cuerpo humano se va desvaneciendo este queda paralizado por
completo. Después de la muerte, el cuerpo humano experimenta ciertos cambios.
La descomposición empieza unos minutos más tarde de la muerte con un proceso llamado
autolisis (se trata de una descomposición de tejidos y la forma normal del organismo puede
deformarse). Poco después de que el corazón deje de latir, las células se quedan sin oxígeno y su
acidez aumenta a medida que los derivados tóxicos de las reacciones químicas se acumulan en su
interior. La temperatura corporal empieza a caer también hasta adaptarse al entorno. Es el
momento del rigor mortis –“la rigidez de la muerte”-, que comienza por los párpados, la
mandíbula y los músculos del cuello y sigue con el tronco y las extremidades.

Por último, las bacterias se encargan de descomponer el cuerpo, las mismas provienen del
intestino y se dirigen directo a la sangre, de manera externa entran microrganismos por los
órganos respiratorios, se alojan también en la sangre y destruyen las partes blandas del cuerpo.

0